¿Quién ha amado que no haya amado a primera vista?

¿Quién no ha experimentado amor a primera vista por lo menos alguna vez en su vida? Aquellos que lo niegan, definen como loca la idea de enamorarse por una persona la primera vez que la conocen. Y esta noción no es nueva, el primer registro del uso del término de “amor a primera vista” viene de los griegos, que se referían a él como “La locura de los Dioses” y usaron a su famoso dios del deseo Eros—Cupido—para explicar cómo dos personas podían enamorarse, flechados por su arco.

Entonces, si el amor es locura, yo me pregunto, ¿qué tan loca esta una persona que se enamora a primera vista?

 Investigadores de la Universidad de Pennsylvania determinaron que el tiempo promedio en el cual nuestro cerebro califica la belleza es de .13 segundos. ¿Cuánta información es procesada en .13 segundos? Parece que la suficiente para determinar quien realmente nos gusta.

Si piensas que ese hecho solo mide nuestro atractivo físico y tú necesitas más que tan solo un rostro hermoso para enamorarte, tú estás en lo correcto, pero debes saber que un estudio adicional del Diario Académico de las Relaciones Sociales y Personales demostró que los primeros minutos de una relación determinaban su futuro, volviéndose más predictivo acerca del éxito de una relación por encima de lo que las dos personas puedan tener en común.

¿Será? Tal vez es por qué la gente dice “La primera impresión jamás se olvida.” El problema es que la gente además dice “Nunca juzgues un libro por su portada.”

¿Cuál es el correcto? Probablemente ambos.

Y aquí es cuando mis queridos amigos los griegos vuelven a entrar a escena. Entendí que después de horas interminables de filosofar acerca del amor, Platón llegó a la conclusión que solo un Dios—como ser omnipresente—puede ver en el futuro de un hombre y decidir qué es lo mejor para él y justificar un enamoramiento prematuro. O quizá solo un Dios puede ser lo suficientemente cruel para castigar un hombre con la enfermedad de enamorarse de una mujer que le romperá el corazón.

Debido a esto la filosofía se hizo a un lado dejando el amor en el terreno de lo divino con todas esas cosas que nadie puede ni quiere probar (incluyendome a mí).

Así que terminaré diciendo que de la única cosa que estoy seguro es que el amor a primera vista existe y espero que si se tropiezan con él, arda con la pasión de un volcán en erupción y perdure tanto como la última estrella en el firmamento.

M. Ch. Landa

Descubre más escritos sobre estos temas:

¿Te gustó ésta publicación? ¡Compártela!