Poema: Alas de Seda

Floto suspendida en un océano de tiempo,

La frialdad de mi futuro vacante mordiendo mis huesos,

Mi pasado aun irradiando un calor doloroso.

 

Congelados están los ríos de la vida dentro de mí,

Pero incluso en la noche más sombría, mis ojos todavía pueden ver,

A través de las aguas cristalinas hechas de lágrimas,

 

Huecos de oscuridad forman capullos de luz,

Con figuras contorsionadas enredadas en mechones de pelo,

Las formas de piernas largas que giran como un ballet al revés,

 

Los cabellos encrespados se bordan en alas de seda,

Y cada grito ahogado se transforma en una escama,

Que cubren las alas de seda con un colorido mosaico de desesperación,

 

Las figuras aladas se sumergen de cabeza hasta un final sin fondo,

Las, una vez inmaculadas alas, desgarradas antes de emerger,

Su conciencia prístina teñida de rojo vicioso,

 

Las figuras curvilíneas se precipitan en el olvido,

Su caída eterna enmarcada en una despreocupación,

Con alas de seda revoloteando como ropa rasgada,

 

Sufro por aquellas a quienes les arrancaron los sueños antes que a mí,

Y temo por las que andan por un camino de plumas caídas,

Sus delicadas alas de seda, aún por tocar,

 

Cuando el cielo se rompe, los ángeles son arrojados al infierno,

Pero incluso si un segundo es suficiente para cambiar el final,

Si tus alas de seda se rompen, nunca más volverás a volar.

 

Poema de M. Ch. Landa traducido del inglés.

 

Dedicado con respeto a la memoria de Debanhi Escobar y de todas las mujeres víctimas de la violencia, a quienes les arrancaron demasiado pronto sus alas de seda.

Volver arriba
YOUR LAST DESIRE
Copy link